¡Hola amig@s de Orysel! A raíz de la publicación de la semana pasada en nuestra página de Facebook sobre Apolo, el Doberman que consume nuestro aceite de salmón, recibimos infinidad de preguntas acerca del mismo: para qué sirve, qué beneficios aporta, de qué manera se les suministra a nuestras mascotas, qué cantidad es la recomendada, etc…

Comenzamos diciéndoos que el aceite de salmón es la grasa de dicho pescado extraída en frío. Es un producto 100% natural y aporta beneficios tanto a personas como a mascotas, destacando su alto contenido en ácidos grasos Omega 3 y Omega 6.

Estos ácidos grasos son poliinsaturados, también llamados grasas saludables que, al no ser sintetizables por los organismos, tienen que ser añadidos en los alimentos, ya que el principal beneficio que aportan es una altísima protección frente a enfermedades cardiovasculares.

Dentro de la serie Omega 3, es rico en EPA  y en DHA. Otros beneficios que aportan los Omegas 3 y 6 son la mejora frente a enfermedades articulares (recomendado para perros de avanzada edad), enfermedades renales, enfermedades de la piel (aconsejado para perros con sarna, etc…), asimismo mejora el aspecto del pelo aportando mayor lustrosidad y brillo, fortaleciendo a su vez el sistema inmunológico de nuestras mascotas. Aunque se trata de una grasa, está indicada en dietas de mascotas con sobrepeso, ya que estimula el metabolismo contribuyendo a la pérdida de peso. Hay estudios que consideran que el aceite de salmón ayuda a prevenir el cáncer.

 

 

Está demostrado que el DHA ayuda al correcto desarrollo del cerebro, encontrándose de forma natural en la leche materna, por lo que es aconsejable proporcionárselo tras el destete, así como a las madres durante el embarazo y la lactancia.

Aunque los beneficios son muy altos, no es recomendable darles más de la dosis diaria recomendada, ya que puede ocasionarles diarrea.

Para saber la cantidad de aceite de salmón que tenéis que administrar a vuestra mascota, deberéis de tener en cuenta el peso de la misma.

Los veterinarios indican que lo ideal es aportar aproximadamente 215 miligramos de Omega 3 al día (si se trata de perros grandes), y 70 miligramos al día (si son perros pequeños). También puede distribuirse la dosis 2 o 3 veces por semana en lugar de a diario, pudiendo aumentarlas si sufren de enfermedades de piel durante periodos como tratamiento (consultad siempre con vuestro veterinario).

Estas dosis traducidas en cantidad de aceite de salmón son las siguientes si se les suministra diariamente:

* Para razas pequeñas, hasta 5 ml.

* Para razas medianas, hasta 10 ml.

* Para razas grandes, hasta 20 ml.

Recordad que no es lo mismo aceite de salmón que aceite de pescado. Este último también es beneficioso pero no contiene los mismos niveles de EPA y DHA.

Esperamos que os haya resultado útil este artículo. Os animamos a que comentéis si tenéis alguna duda o si necesitáis ayuda sobre el mismo. Podéis contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderos.

Os invitamos a seguirnos en las redes sociales. Sé el primero en enterarte de nuestras novedades.

Facebook     Instagram     Google+     Linkedin

 

Uso de cookies en www.orysel.es

Este sitio web utiliza cookies para poder ofrecerte la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando quiere decir que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies